Carne de caza: importante materia prima de la cocina manchega | JESPEP
1728
post-template-default,single,single-post,postid-1728,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-16.9,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive
carne de caza importante materia prima de la cocina mancheg

La carne de caza: parte importante de la materia prima de la cocina manchega

Acercándonos al centro de la Península Ibérica, Castilla la Mancha junto a su gastronomía esperan a todo viajero que desee visitarnos y conocer todo lo que estas tierras tienen para ofrecer.

La cocina es sin dudas una de las cosas que deben probarse al llegar a esta región. Es una gastronomía que se constituye por una gran variedad de platos fuertes y arraigados. Aunque también presentan un grado de sencillez.

Sus platos son llevados a cabo con ingredientes que son fáciles de conseguir, tales como la carne, el pan y otros productos de huerta. Todo esto muy bien acompañado como siempre por su diversidad de vinos, postres y los indispensables quesos de oveja.

Toda esta mezcla de sabores, texturas y olores nos trasladan a una época en donde habitaría el grandioso don Quijote y su fiel Sancho.

Se puede afirmar que la naturaleza así como, el campo, los montes, lagunas y los ríos de estas tierras españolas hacen notar su presencia dentro de la cocina y gastronomía manchega.

Solo por mencionar algunos de los productos utilizados en la cocina manchega tenemos las berenjenas de Almagro, los ajos de las Pedroñeras, pimientos, tomates, el aceite de oliva, las carnes ya sean provenientes de la caza o de granja. Todos estos productos de gran calidad, luego formarían parte de grandiosas e inolvidables y deliciosas recetas.

La carne más resaltante dentro de las recetas manchegas

Cuando hablamos de materia prima para la elaboración de recetas dentro del territorio de Castilla la Mancha podemos señalar que la carne que se obtiene de la cacería, ha llegado a transformarse en un ingrediente clave y resaltante dentro de las recetas manchegas.

Según apuntan desde la Asociación Internacional de Carne de Caza, la prolongada continuidad de su uso en la cocina se debe principalmente a sus propiedades organolépticas y las características físicas de dicho tipo de carne.

Estas cualidades hacen que dicho tipo de carne sea un alimento saludable pues carece de esas sustancias artificiales que se pueden llegar a encontrar en los animales que han sido criados en granja.

Son carnes que se encuentran entonces totalmente libres de hormonas, antibióticos u otros tipos de fármacos que se les pueda administrar a los animales de granja.

Es común ver carnes como las de conejo, ciervo o perdiz ser servidas como plato principal dentro del territorio manchego cuando se hace la apertura del periodo de caza.

Se valora también al hacer uso de este tipo de carne, su alto contenido en hierro, fósforo, magnesio o potasio, y por supuesto ese gran sabor que viene a ser algo inigualable dentro de las recetas que hacen uso de este tipo de carne, desarrollando platos realmente delicioso.

Ahora bien, al revisar las recetas más elaboradas y antiquísimas de esta región de España, podemos darnos cuenta rápidamente que se encuentra estrechamente relacionadas con la cinegética.

Un ejemplo de esto es el caso del conocido Morteruelo, el cual es un plato típico Conquense, cuya elaboración se remonta al siglo XII, al igual que otros platos tales como; el gazpacho manchego o la perdiz a la toledana.

Claro está que la cocina moderna manchega no se aleja del uso de estas carnes, pues podemos ver su presencia en platos o recetas como: el risotto de gamo glaseado y hongos, o el costillar de corzo asado con espárragos trigueros. Entre muchos otros platos que encajan a la perfección en todo lo que se ha descrito hasta el momento.

Todos los exquisitos sabores y atractivos aromas que presentan las recetas cuya preparación está basada en carnes de caza, han logrado consolidase y extenderse por toda la región. Por lo que, en una gran cantidad de restaurantes y bares, son la propuesta de una buena cantidad chefs de Castilla la Mancha.

Cabe destacar que, La Junta de Comunidades de Castilla la Mancha incluye precisamente dentro de su oferta turística la gastronomía de caza, haciendo énfasis en los lugares que se especializan en la preparación de estos tipos de platos.

Otro aspecto que debe resaltarse, del uso de la carne que proviene de la cacería es que, debe sopesarse la obtención de los animales silvestres con la de aquellos animales que viven y son criados en granja, más que nada por el impacto ambiental de cada actividad.

Por ejemplo, ¿Cuánto cuesta producir un kilo de carne silvestre? La verdad es que no presenta ningún coste, y tampoco representa algún tipo de contaminación que se encuentre asociada en el sistema de producción, ni emisión de gases ni nada por el estilo.

Es entonces que tomando en cuenta todo esto que se ha mencionado, no es de extrañar que dentro de la gastronomía manchega una gran parte de los platos y recetas que podemos degustar dentro de su territorio se constituya de carne, específicamente la que proviene de la caza.

Por su puesto, en combinación de otros productos que forman parte de la gran gama de materia prima que dicha zona puede ofrecer para llevar a cabo recetas exquisitas y con el sabor característico de la zona.

No Comments

Post A Comment