Visita Cuenca y conoce sus Casas Colgadas

Esta ciudad española también recibe el nombre de la capital del arte abstracto de origen español. El casco histórico que esta ciudad posee forma parte del Patrimonio de la Humanidad, determinado así, por la UNESCO y se puede apreciar en ella una muy larga lista de lugares que bien valen la pena visitar.

De igual modo, en ella se pueden apreciar una muy buena y variada cantidad de actividades para que quienes deseen visitarle las puedan realizar. Sus bien conocidas casas colgadas así como, su plaza central y sus enormes arcos y también la monumental catedral que resalta en todo su centro son algunos de los lugares más resaltantes de Cuenca.

Por otro lado, en periodo de Semana Santa a Cuenca llegan personas provenientes de toda España y también de todas partes del mundo, para disfrutar de la celebración especial que tiene lugar allí y que se le conoce como la semana de la música religiosa. Este es uno de los festivales más importantes de este tipo en España, siendo incluso, una festividad que despierta un alto interés internacional.

Ahora bien, cuando se llega a la parte alta de esta ciudad, se puede apreciar que tiene un aspecto medieval, donde se encuentran callejuelas, escaleras, puentes y miradores, estos últimos permiten tener una excelente vista del rio Huécar y la provincia homónima.

De la misma manera, es muy importante también mencionar el hecho de que Cuenca recibe a sus visitantes con una gastronomía de gran amplitud y que se encuentra llena de deliciosas recetas y por supuesto, también pueden encontrar arte, historia, parques naturales, entre otros atractivos.

Presentamos ahora las Casas Colgadas de Cuenca

En relación a este especial lugar que podemos encontrar dentro de esta ciudad perteneciente a Castilla La Mancha, podemos comenzar señalando que existen personas que se refieren a estas como, Las Casas Colgantes de Cuenca y esto es un total error, pues en realidad el nombre correcto es “las Casas Colgadas”.

Aunque puede que las palabras se asemejen, en realidad existe una gran diferencia. Con respecto a su historia, esta no es muy clara para poder establecer la aparición de este tipo de casas en Cuenca, algunos piensan que estas casas tienen un origen musulmán y otros aseguran que provienen de la era medieval.

Siglos atrás estas casas se veían con mucha frecuencia dentro del territorio de Cuenca, pero actualmente se pueden divisar solo unas pocas casas colgadas en la ciudad.

Al ver estas casas se puede apreciar cómo han sido construidas sobre un acantilado y las mismas generan la impresión de que están a punto de caerse, pero nada más alejado de la realidad pues, no es así para el alivio de quienes las visitas.

Al llegar allí, puedes encontrar la Casa de la Sirena y las dos Casas de Rey o Casas de los Reyes, las cuales fueron construidas entre los siglos XIII y XV. Luego se les aplicó una reforma en el siglo XX, de esta manera su majestuosidad podría durar por mucho más tiempo, sin correr el peligro de que fueran a derrumbarse o que el deterioro impidiera el ingreso a las mismas.

En la actualidad, estas casas son el hogar del Museo de Arte Abstracto así como, de un restaurante y siguen siendo los lugares más fotografiados cuando los visitantes provenientes de España y del extranjero llegan a Cuenca.

Qué podemos decir sobre el Museo de Arte Abstracto Español

Dentro de este museo se realiza una exposición continua de la obra generada por el artista Fernando Zóbel y también de otros artistas tales como; Antonio Saura, Jorge Oteiza, Eduardo Chillida o Antoni Tàpies. En resumen, se ven allí reunidas figuras importantes dentro del panorama artístico español de las últimas décadas.

Esto hace que la arquitectura tradicional que poseen la Casas Colgadas se fusione increíblemente con la modernidad del arte abstracto. Y además, la visita que se realiza a este museo le permite a las personas dar un vistazo desde los balcones que se encuentran en las Casas Colgadas, para apreciar la vista que allí se puede disfrutar.

Casi para finalizar, podemos señalar que un viaje a Cuenca no está completo por supuesto, sin realizar una visita a las ya mencionadas casas pero, aún queda algo más, también importante para ver y disfrutar. Veamos de qué se trata.

Ubicado justo en el centro de la ciudad y con tan solo dar un pequeño paseo, se puede encontrar el puente de San Pablo, construido con el fin de unir el corazón de la urbe con el convento de San Pablo que antes allí existía, lugar que en la actualidad es mejor conocido como el Parador de Cuenca. Desde este espectacular puente, se puede tener una mejor apreciación de las Casas Colgadas.

De esta forma, podrás tomar espectaculares fotografías del lugar que sin duda, quedarán como un excelente recuerdo, capturando una parte de la historia arquitectónica de España muy particular como son las Casas Colgadas de Cuenca.

Definitivamente si aún no has visitado este lugar, te invitamos a que organices entonces tu viaje y conozcas esto y todo lo que la ciudad de Cuenca tiene para ofrecerte.

No Comments

Post A Comment